Creamos una carcasa para el monitor de vibraciones WiTraq de IDEAR

Actualizado: 30 ago

IDEAR precisaba un producto para su sensor inalámbrico inteligente, WiTraq, que detecta fallas en máquinas midiendo vibraciones mecánicas y de temperatura. El objetivo fue desarrollar una carcasa que, además de ser estética y atractiva para el público objetivo, protegiera la electrónica de WiTraq que cuenta con sensores de alta precisión.




IDEAR llegó a OID con la necesidad de resolver estética y mecánicamente una carcasa que contuviera y protegiera la electrónica que da vida a su producto. El desarrollo ya estaba definido en relación a la ingeniería electrónica y de software y contaban con un claro concepto de lo que la marca consideraba como atractivo para su mercado objetivo. Trabajamos, entonces, en lograr un producto estético que cumpliera la finalidad estructural, de resistencia, estanqueidad y la capacidad de permitir el paso de señales WiFi para su conectividad.


MANOS A LA OBRA

Siguiendo los lineamientos del cliente, junto a los parámetros y dimensiones de la electrónica, comenzamos a trabajar en el diseño del gabinete -o housing- que atendiera correctamente el desarrollo técnico y funcional del producto, teniendo muy en cuenta que se instala en ambientes extremadamente hostiles y que su rendimiento se basa en sensores de alta precisión.

A su vez, contemplando la apariencia, trabajamos en detectar los puntos de valor que podíamos sumar en el diseño para que el resultado permitiera a la marca y producto posicionarse frente a los competidores a nivel global.


El principal desafío a superar fue que el diseño cumpliera con los requerimientos técnicos y funcionales sin descuidar su estética. A tal fin, nos enfocamos en la contemplación, temprana de los procesos productivos y la simpleza del ensamblaje. Algo fundamental en productos con altos requerimientos estructurales y de montaje, ya que requieren de un proceso de diseño focalizado en los detalles.


Propuestas:


Trabajamos sobre la base de un cuerpo mecanizado CNC, lo que brinda la posibilidad de ganar resistencia y precisión en su fabricación. A esto le sumamos un sistema de montaje que elimina la necesidad de usar adhesivos, un elemento que generaba variedad de problemas en el modelo anterior, tanto en la secuencia de ensamble como una vez instalado.


Nuestra propuesta fue un gabinete especialmente desarrollado para mecanizado CNC (lo que evitaba un alto costo en la producción de matrices) con un diseño de estética limpia y sólida, junto a una solución de ensamblaje que elimina el adhesivo y logra igualmente una estanqueidad IP69. Clave para la funcionalidad y resistencia estructural en cuanto a la electrónica, seguridad y comunicación, lo que es fundamental para todo producto IoT.


Como en todos nuestros proyectos, durante el proceso, realizamos prototipos para validar y ensayar en cada nueva iteración de diseño, ya que un proyecto de desarrollo IoT -con desafíos técnicos constructivos para uso intensivo- precisa de minuciosos ensayos y validaciones constantes. Gracias a ellos, pudimos testear y relevar datos concretos que permitían mejorar cada nueva propuesta hasta que llegamos a la versión final que cumplía todos los objetivos deseados.

Finalmente trabajamos la producción con proveedores de alta precisión lo que permitió estandarizar los parámetros de calidad deseados para el producto y sus exigencias.


Gracias a una interacción fluida con el cliente, su know how especializado en el segmento y un proceso colaborativo muy enriquecedor, logramos el resultado deseado: Un producto eficiente y atractivo, de estándar internacional de calidad, que permite su exportación y está al nivel de la competencia global.+